10 claves para liderar el pensamiento creativo y la innovación en la empresa

Todas las empresas han tomado conciencia que su futuro depende de su capacidad de innovar no solo en el producto o en la tecnología sino también en los procesos, la organización o la comunicación. Muchas empresas ya entienden que para innovar se necesita desarrollar el pensamiento creativo de su gente con el  fin de encontrar ideas nuevas que transformaran en innovaciones que aporten valor. Además algunas son conscientes que un cambio hacia una cultura más creativa no será posible sin que cambie también el estilo de liderazgo de sus directivos.

Pero ¿cuántas han empezado a preparar a sus directivos para que puedan asumir este cambio de liderazgo?

Conseguir que una empresa se transforme en una organización creativa e innovadora no es solo una cuestión de proceso. Por supuesto necesitaremos organizar y sistematizar el pensamiento creativo (que genera las nuevas ideas que llevaran a la innovación) para conseguir un cambio duradero que no dependa de iniciativas puntuales. Pero el mejor proceso no llevará al éxito si no se basa en un cambio de mentalidades y actitudes. Saber aplazar el juicio, dar una posibilidad a las ideas más diferentes o  tener ganas de poner en duda lo más indiscutible son cosas que no se consiguen si no cambia la mentalidad de todos los empleados, empezando por los directivos. Si estos siguen limitándose a optimizar lo que existe sin imaginar (o dejar imaginar) lo que podría existir, la empresa no será innovadora. Si no piden a su gente que les sorprenda, fomentando la divergencia,  y se limitan a reconocer las ideas más “razonables”, la empresa no será creativa. No se trata de cambiar los procesos de decisión, que seguirán siendo racionales, sino de potenciar la fase de divergencia del proceso aplazando la fase de convergencia.

Aunque sorprenda,  la realidad nos demuestra que muy pocas empresas están desarrollando el liderazgo innovador de sus directivos. Nuestra experiencia de una década en todo tipo de empresas y sectores nos demuestra que la mayoría de organizaciones empiezan sólo a preocuparse cuando se encuentran con barreras al desarrollar la creatividad y la innovación. Salen frustraciones en la organización porque se pide un cambio pero “arriba no han cambiado el chip” y se dan cuenta que los líderes son más parte del problema que de la solución.

De manera resumida, podríamos decir que las claves del directivo que quiere liderar con éxito el pensamiento creativo y la innovación en la empresa son:

  1. Enfocarla de manera estratégica:
    Consensuar visión y ejes estratégicos de innovación.
  2. Ser el referente del cambio de cultura:
    Impulsarlo, comunicarlo y hacer de la innovación un tema inspirador.
  3. Cambiar el estilo de liderazgo propio:
    Impulsar sin controlar, saber gestionar el error.
  4. Tener una metodología simple y pragmática:
    Fijar procesos, responsabilidades, objetivos, indicadores y timings.
  5. Fomentar y organizar el Pensamiento Creativo.
  6. Saber transformar los retos en nuevas preguntas.
  7. Saber elegir los perfiles adecuados.
    Saber gestionar grupos creativos y grupos de innovación.
  8. Utilizar la estrategia de la mancha de aceite.
    Buscar aliados y quick wins para convencer.
  9. Formar y preparar a la gente.
    Darles metodología, herramientas, autonomía.
  10. El camino se hace andando.
    Ponerse en marcha ya, analizar y corregir.
    No limitarse a buscar las ideas dentro de la empresa.


En su empresa se habla seguramente de innovación, probablemente incluso se practica pero ¿ha empezado a innovar en su liderazgo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>